Suscribete a la Revista Digital

Juana Ramírez/

CEO Soluciones Hospitalarias Integrales (SOHIN)

   

 

¿Quién es Juana Ramírez?
Soy colombiana de nacimiento y mexicana por decisión, psicóloga con un MBA, recientemente terminé el programa de alta dirección del IPADE. Tengo 20 años de experiencia en el sector salud, lo que se traduce en una preocupación genuina por descubrir modelos diferentes para atender a los pacientes y, en particular, aquellos con enfermedades crónico-degenerativas. Soy una mujer con una sensibilidad que encuentra formas para transformar.
Creo que existen distintos tipos de empresarios, todos ellos muy valiosos: está aquel enfocado en el desarrollo patrimonial, en generar riqueza, por otro lado estamos algunos orientados en construir modelos sustentables y transformadores que tengan un impacto social.

¿De dónde surge la idea o qué te motivó a fundar SOHIN?
En el mundo, tenemos unas tazas de diagnóstico y de mortalidad crecientes por enfermedades crónico-degenerativas, que superan por el doble a los padecimientos infecciosos y que a su vez están vinculadas con el incremento en la expectativa de vida.
La particularidad de las enfermedades crónico-degenerativas es que demandan una importante cantidad de recursos y servicios que los sistemas de salud, no sólo en México, sino también en otros países, no cuentan con la capacidad para atender, por lo que es necesario contar con modelos innovadores que provean mejores maneras de atender a los pacientes y optimizar los recursos.

Esta realidad, se transformó en mi motivación para crear una empresa enfocada en desarrollar soluciones integrales que faciliten el trabajo de los médicos y mejoren las condiciones de atención y calidad de vida de los pacientes que deben enfrentar este tipo de padecimientos.

¿Cuál es el objetivo de SOHIN?
Nuestro objetivo es transformar el modelo de atención de los pacientes con enfermedades crónico-degenerativas catastróficas y lograr beneficiar a 100 mil pacientes. Esa es nuestra meta para el año 2020.

¿Cuántos pacientes atienden anualmente?
Nosotros hemos tenido un modelo creciente, somos una Scale-up, literal. Durante el primer año de operaciones SOHIN contaba con 2 empleados y 2 millones de pesos en ventas, para el cierre del 2015 contamos con 75 empleados y 120 millones de pesos. En esa misma dirección, ha sido el crecimiento en cuanto a pacientes, al cierre del 2014 habíamos atendido más de 1,500 y en 2015 más de 4,000. Hoy en día se atienden más de 5,800 pacientes. El modelo nos ha permitido crecer rápidamente, pero son muchos los retos que tenemos para, en el 2020, alcanzar nuestro objetivo de 100 mil.

¿Cuál es tu mejor experiencia como mujer emprendedora?
Mi mejor experiencia ha sido desarrollar equipos que te acompañen en el proceso de crecimiento, encontrar a las personas que te complementan en las habilidades o los conocimientos que tú no tienes, reconocerlos.
Tener la honestidad suficiente para verte al espejo y saber qué haces muy bien y qué definitivamente no sabes hacer, en qué necesitas apoyo y buscar a las personas que tienen esos talentos y que te puedan complementar. Rodearte de gente que sea mejor que tú es la clave para hacer empresas que puedan crecer en el tiempo.

¿Cuál tu mayor pasión?
Mi mayor pasión es SOHIN, es lograr alcanzar nuestra visión, generar nuevos empleos. Mi mayor pasión es ser un elemento de transformación social y no sólo un número más en las estadísticas.

¿Cuáles son tus metas?
Mi meta personal es trascender a través mi proyecto de empresa. En 10 años me gustaría institucionalizarla para que cotice en la bolsa de valores. También deseo generar no solamente nuevos, sino mejores empleos. Formar líderes que sean capaces de llevar a esta organización a los siguientes niveles.
Un sueño, un poco vanidoso, es que muchas de las personas que trabajen conmigo a lo largo de la historia puedan contar que aprendieron algo y que yo pude, de algún modo, ayudarlos a ser mejores seres humanos.

Envíale un mensaje a las lectoras
Creo que estamos en un mundo que está cambiando mucho más rápido de lo que cambió en las décadas anteriores. Existen muchas mujeres que hablan de igualdad, sin embargo creo que necesitamos de muchas más que trabajen por la equidad. Tenemos extraordinarias diferencias con los hombres y esas diferencias hacen que la interacción entre todos sea productiva, en lo que tenemos que trabajar todas es en equidad.
No creo que necesitemos ganarnos derechos diferenciados, no creo que necesitemos que nos den nada sólo por el simple hecho de ser mujeres, yo creo que tenemos la capacidad para ganarnos un lugar en las organizaciones, en la sociedad, en la familia, hecho que hemos demostrado históricamente; así que lo que yo le puedo decir a las mujeres es que las invito a trabajar, a demostrar de qué estamos hechas y a convertirnos todas en elementos de transformación para la sociedad, porque eso es lo que va a hacer un mejor mundo para las generaciones que vienen.